Cursos de inglés en el extranjero para Juniors. 10-17 años

Nuestros programas Junior combinan clases de inglés con actividades culturales y de ocio. Los cursos de verano en el extranjero ofrecen a los estudiantes la posibilidad de disfrutar de sus vacaciones en otro país, mejorar el nivel de inglés y poner en práctica sus habilidades de manera intensiva.

Con alojamiento en familia nativa o en residencia de estudiantes, un curso de verano en el extranjero supone vivir unas vacaciones activas y memorables con otros muchos beneficios para los estudiantes. Además de aprender inglés, conocen la cultura de otro país, toman pequeñas decisiones que les ayudan a madurar y comparten experiencias con otros estudiantes extranjeros.

El objetivo de los programas Junior es aprender inglés en verano, divertirse con los compañeros y vivir una experiencia personal inolvidable.

Los precios publicados en este catálogo son con IVA incluido, el IVA es el estipulado en la fecha de edicion, cualquier variación de dicho IVA incrementará el precio.

Descargar Catálogo Cursos de Idiomas en el extranjero verano 2019

Monitores de inglés en el extranjero

En Global Adventure contamos con un equipo de monitores con amplia experiencia en viajes al extranjero.

En cada uno de los programas Juniors los estudiantes son acompañados por uno o más monitores –según ratio– desde la salida y hasta su vuelta al aeropuerto de Madrid-Barajas una vez finalizado el programa académico. En todo momento los estudiantes permanecen acompañados y bajo la atenta supervisión de sus monitores para garantizar, antes que nada, su seguridad.

Las principales responsabilidades y funciones de nuestro equipo de monitores son las de velar por el bienestar personal de cada estudiante, garantizar el cumplimiento y la integración en el programa académico y social, mediar y resolver cualquier incidencia que pudiera surgir en el transcurso del programa.

Cada monitor dispone de un teléfono de emergencias disponible las 24h para dar atención inmediata a cualquier situación que pudiera plantearse.

Los monitores vigilan la asistencia a clase de los estudiantes a diario, supervisan las actividades deportivas y culturales, verifican que cada estudiante esté de vuelta en su alojamiento a la hora indicada y, de forma transversal, prestan atención a su alimentación.

Si un estudiante necesita asistencia personalizada en cualquier momento, como pueda ser visitar a un médico o salir durante unas horas del programa por razones justificadas, el monitor acompaña en todo momento al estudiante.

Así mismo, cada monitor elabora informes y un registro fotográfico para que las familias en España puedan seguir el desarrollo del programa a través de redes sociales.

En esencia, cada monitor vive por y para el grupo de estudiantes con el objetivo de hacer que su programa de verano resulte la mejor y más enriquecedora experiencia en el extranjero.