Beneficios de ir a campamentos de verano

Home // Blog // Beneficios de ir a campamentos de verano
Beneficios de ir a campamentos de verano

Son muchos los beneficios de ir a campamentos de verano. Puede que te estés planteando enviar a tus hijos a unos campamentos de verano y la razón es porque no son solo diversión, sino porque es bueno para tus hijos y para ti.

Permitir que los niños estén algunos días fuera del entorno familiar, en un entorno seguro y controlado de convivencia y actividades, es beneficioso tanto para ellos como para ti.

Supone toda una experiencia que recordarán el resto de sus vidas, así como los valores que trabajarán durante esos días y que les acompañarán en el futuro para siempre.

Aparte de la diversión, volverán cargados de aprendizajes y nuevos amigos. Además, realizarán actividades que les motivarán a aprender cosas nuevas. Ya sea en plena naturaleza o explorando una bonita ciudad. Pero, sobre todo, podrán darse cuenta del gran potencial que tienen.

Beneficios de ir a campamentos de verano

A continuación te contamos algunos de los beneficios de ir a campamentos de verano:

Desarrollo físico e intelectual. Asimismo, las actividades de los campamentos de verano, están orientadas pedagógicamente a fomentar los valores y las habilidades de los niños y adolescentes. Siempre de una manera divertida e interactiva.  Por ejemplo, valores como el trabajo en equipo, la cooperación, la autonomía, el respeto por los demás. Y el amor y respeto por la naturaleza, y los animales. Todos ellos desarrollados en un ambiente de convivencia, colaboración, tolerancia y compresión que fomentan el trabajo en equipo y la socialización.

De la misma manera, los niños comprenden la responsabilidad de su comportamiento. Entenderán la importancia de cuidar sus cosas y por tanto a ser más responsables.

Por otro lado, participarán en actividades de grupo y eso hará que empiecen a perder un poco la timidez de los primeros días, para sacar el máximo partido a esta experiencia tan enriquecedora para ellos.

Asimismo, sociabilizarán con niños de su misma edad o similar y mismos gustos. Por ello, harán nuevos amigos y aprenderán a compartir y a integrarse en el grupo.

Del mismo modo, los campamentos de verano estimulan la creatividad, ya que muchas de las actividades que se realizan requieren la búsqueda de soluciones creativas. Por ejemplo, construir un pequeño refugio, seguir las pistas para encontrar un tesoro pirata o improvisar un baile o una obra de teatro. Cualquiera de ellas pueden ser buenas formas de estimular la capacidad creativa de los niños y adolescentes.

Otro de los beneficios de ir a campamentos de verano, es poder aprender idiomas. De igual forma, son una buena alternativa para que los niños practiquen el idioma que aprenden en el colegio de una forma lúdica y divertida.

Además, les ofrece la oportunidad de estar en contacto con la naturaleza. Por ello, conocer, amar y respetar la naturaleza y el entorno que nos rodea es uno de los objetivos de las actividades de los campamentos de verano. Es más, muchos de ellos se desarrollan en ambientes naturales privilegiados, incluso algunas veces en reservas naturales o en lugares muy cercanos.

Porqué ir de campamento de verano

No obstante, el contacto con la naturaleza durante el campamento de verano, ofrece a los participantes la oportunidad de conocer y respetar la naturaleza. Así como, despejar la mente y desconectar de la rutina diaria. Evitar el estrés y volver con las pilas totalmente cargadas.

De igual forma, otro de los beneficios de ir a campamentos de verano es llevar un estilo de vida saludable. Uno de los valores más importantes que transmiten los campamentos es aprender a llevar un estilo de vida saludable. Ya que, la actividad física y la alimentación sana tienen un papel fundamental en el día a día de los niños.

En la mayoría de las actividades se introduce de manera natural, el concepto que en el entorno del juego y la diversión, entra también el deporte y la actividad física.

Igualmente, es importante conocer, que la alimentación de los niños en los campamentos, es un punto muy cuidado. Ya que, el objetivo es que aprendan a llevar una alimentación equilibrada. Con todo esto, podemos decir, que la combinación de una buena y equilibrada alimentación junto con la actividad física, ayudan a ir confeccionando un estilo de vida saludable.

En resumen, enviar a tus hijos a campamentos de verano es una experiencia enriquecedora e inolvidable porque si ellos disfrutan del campamento, vosotros también lo haréis. Además, es importante que lo vean como una aventura que ningún niño debería perderse, ya que puede mejorar sensiblemente su crecimiento y desarrollo como personas.

Echa un vistazo a nuestra oferta de campamentos de verano y… ¡Apunta a tus hijos este verano!

 

Pin It on Pinterest